Clínicas

Unas caderas bonitas y sin grasa acumulada

Uno de los puntos débiles de las mujeres en lo que se refiere a la acumulación de grasa son las caderas. En las caderas y en el vientre es donde las mujeres tienen mayor acumulación de células adiposas y por eso es ahí donde es más frecuente que haya grasa incluso cuando se está en un peso óptimo.  La liposucción caderas es, sin duda, el mejor método para acabar con la grasa acumulada en esta zona del cuerpo y conseguir una bonita figura.

Lo primero que hay que hacer es acudir al cirujano para que haga una valoración. El cirujano nos dirá cuánta grasa hay acumulada en la zona y cuál sería el resultado a esperar de la intervención. Muchas mujeres desean unas caderas muy estrechas que no van a conseguir con esta operación ya que no se trata de un problema de grasa tan solo, sino que la estructura ósea puede ser ancha. El dar a la paciente expectativas realistas sobre qué pueden conseguir es fundamental para que luego no haya desilusiones o reclamaciones.

Gracias a la liposucción se pueden eliminar las acumulaciones de grasa en la cadera y hacer que esta se dibuje mucho más bonita, sin grasa, redondeada y natural. La figura se verá mucho más definida y la paciente podrá ponerse pantalones apretados o mallas sin miedo a que se marquen los típicos abultamientos de grasa tan comunes en esta zona del cuerpo.

Lo mejor de la liposucción es que se extraen gran cantidad de células adiposas, por lo que la grasa no se vuelve a acumular en esa zona. Se puede coger peso, pero esto no es lo mismo que sufrir acumulaciones de grasa en una sola área en concreto. Si se engorda, se hace de manera repartida y natural, por lo que el cuerpo se va a ver más equilibrado en cualquier caso.

La liposucción es una herramienta muy útil para aquellas mujeres que teniendo un buen peso sufren de acumulación de grasa en la cadera o en cualquier otra área del cuerpo. Para aquellas que tengan un sobrepeso más generalizado se puede recurrir a la lipoescultura, pero siempre con una dieta para bajar de peso que se debe de completar con algo de ejercicio. No debemos de olvidar que en una intervención de este tipo no se recomienda extraer más que una determinada cantidad de grasa que no debe de superar los cinco kilos, ya que de otro modo la intervención podría ser peligrosa.