Alimentación

¿Es sana la mantequilla?

En los últimos años hemos visto como los nutricionistas han cambiado de idea sobre una gran variedad de productos. El pescado azul, que no se recomendaba por su grasa, es ahora muy apreciado precisamente por eso. Los últimos estudios afirman que esta grasa en lugar de ser mala para la salud resulta muy beneficiosa.

Lo mismo ocurre con la carne. Si antes se recomendaba que la carne no tuviera ni una pizca de grasa, ahora se ha descubierto que la entreverada, como la de la carne de buey o el jamón serrano, no es tampoco mala para la salud. Solo hay que evitar la grasa de los bordes que es, digamos así, la gordura del animal.

Ahora sabemos que no toda la grasa animal es mala para nuestro organismo. Por el contrario, algunas son muy beneficiosas y nos aportan grandes cualidades. Otro ejemplo es la mantequilla. Durante muchos años, la mantequilla fue demonizada por su gran cantidad de grasa animal. Se animó a mucha gente a cambiarla por la margarina y fueron miles las personas que variaron sus hábitos alimenticios siguiendo esta recomendación.

Pero con el paso del tiempo, las tornas han cambiado. La grasa vegetal de la margarina ha resultado no ser tan recomendable y un producto natural como la mantequilla es mucho más aconsejable en una dieta sana. ¿Quiere esto decir que podemos consumirla a voluntad? Lógicamente no. Aunque se trate de una grasa sana no deja de ser altamente calórica y por tanto su consumo tiene que ser moderado.

Se recomienda consumir en ayunas un café con una cucharadita pequeña de mantequilla central lechera asturiana cada mañana. La grasa de esta mantequilla ayuda a estimular el metabolismo y puede incentivar la pérdida de peso. Por eso, muchas personas toman esta bebida antes de practicar sus ejercicios matutinos o irse al trabajo.

Las típicas tostadas de pan con mantequilla y mermelada pueden ser una opción perfecta para desayunar siempre y cuando escojamos pan integral y utilicemos una mermelada sin azúcar. Por supuesto, siempre sin abusar de las cantidades.

La mantequilla también puede formar parte de dulces caseros como los bizcochos. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que este tipo de alimentos deben de consumirse solo de manera ocasional ya que aportan mucho azúcar y demasiados hidratos al organismo causando la subida de peso. Pero si tienes un antojo, siempre es preferible un dulce casero a la bollería industrial.

Be the First to comment.