Traducción e interpretación

La novelista

Conocí a Alicia en un taller de escritura creativa que me apunté hace bastantes años. Siempre he tenido interés por la cultura y he tocado todos los palos: desde la pintura, a la guitarra, pasando por la literatura. Pero la diferencia entre escribir y el resto de disciplinas artísticas es que todos sabemos escribir: pero de escribir a crear literatura hay mucha distancia, algo que no todos llegan a comprender, sobre todo en un taller de escritura creativa.

Alicia estaba como yo cuando empezamos aquel curso, pero ella tenía mucha más determinación. Cuando leía algunas de las cosas que había escrito, la profe era bastante condescendiente, pero yo creo que opinaba lo mismo que el resto de la clase: aquella mujer le ponía muchas ganas, pero estaba escasa de talento. Yo de talento tampoco voy sobrado, pero, además, me faltaban ganas.

Dicen que el éxito en una disciplina artística es 90% de trabajo y 10% de talento. Pues Alicia puso aquel 90%. Cuando terminamos aquel taller de tres meses, me dijo que estaba preparando su primera novela, que no quería decir nada en el taller porque quizás iba a quedar de osada… y tenía razón. Me pidió que leyera el primer capítulo después de la corrección que le había hecho una amiga suya que trabajaba en una empresa de Servicios de revisión de textos Vigo. Acepté un poco a regañadientes porque iba a tener que ser sincero, al menos moderadamente.

Pero cuando me eché en la cama al día siguiente para dar un hojeada a aquel manuscrito, aluciné: aquello tenía poco que ver con lo que Alicia había escrito para el taller. Sí que se mantenían sus temas fetiche, sobre todo la intriga y el género negro del que siempre se ha declarado fan. Pero el modo en el que aquello estaba escrito, era muy diferente.

No sé si la chica que trabajaba en Servicios de revisión de textos Vigo había hecho magia o qué, pero aquella novela (que no pude evitar leer hasta el final) era publicable: no era una obra maestra, pero, desde luego, tenía potencial. ¡Quién lo iba a decir!